La Visión Artificial es una tecnología que permite captar la luz e interpretarla. Convierte cámaras pasivas en dispositivos inteligentes capaces de detectar eventos específicos para tomar decisiones, mejora la calidad de la imagen capturada para que el ser humano la pueda interpretar. Los datos son procesados por el ordenador de manera que puede tener un comportamiento autónomo, trabajando en función de lo que ha capturado, también denominada información visual

Los sistemas de visión artificial en una primera fase capturan una imagen en 3D con cámaras o sensores. Esta se digitaliza en el procesador para aplicarle diferentes filtros que mejoran su calidad. Con posterioridad se segmenta en las diferentes partes u objetos que la forman, definiendo bien el objeto y el fondo a través de colores, texturas, o regiones. Finalmente, se clasifican para poder darles una descripción, que puede ser cuantitativa o cualitativa.