La Gestión de la Producción Industrial establece una serie de acciones para mejorar la eficiencia de los procesos productivos en las empresas. Una buena estrategia en el control de producción optimiza la competitividad, así como la producción.  Las técnicas de gestión de la producción se emplean tanto en la industria de servicios como en la industria manufacturera. Es una responsabilidad similar en nivel y alcance a otras especialidades como el marketing o la gestión de recursos humanos y financieros. En las operaciones de fabricación, la gestión de la producción incluye la responsabilidad del diseño de productos y procesos, la planificación y el control de la capacidad y la calidad, y la organización y supervisión de la mano de obra. En un mundo cada vez más globalizado, en el que las empresas tienen que competir con las de otros países que ofrecen costes de producción más bajos, es muy importante operar de forma eficiente y competitiva.