El curso de electrónica industrial prepara al alumno para la instalación, el mantenimiento y la reparación de sistemas electrónicos nuevos o existentes. A su vez, el técnico electrónico aprende las habilidades necesarias de analítica, evaluación y diagnóstico para el desarrollo de nuevos sistemas.

El campo de la electrónica industrial es muy amplio y variado, ofreciendo a los técnicos un extenso campo de posibilidades en el mercado laboral. Con la llegada de la cuarta revolución industrial, las empresas se han visto en la obligación de incorporar en sus plantillas diferentes perfiles profesionales. Sin duda, el técnico electrónico es uno de ellos, por la gran cantidad de sistemas de automatización industrial y control de procesos que han incluido en sus plantas de producción. Por consiguiente, el puesto de técnico de electrónica industrial es uno de los más demandados por la carencia de personal cualificado en la industria. Así como, una apuesta de futuro profesional para los trabajadores y una reducción del coste de producción para las empresas.